La crisis y algunas recetas para hacer bien las cosas

Pin It

Tengo la sensación de que están ocurriendo dos cosas: La primera: hemos aprendido a “convivir” con la crisis y, la segunda, estamos a la “espera” de que esta pase. Ambas me preocupan. La crisis económica que ha golpeado a todas las economías a nivel mundial durante 2008-2009 continúa. El desempleo y la falta de actividad económica no sólo se mantienen, sino que siguen en aumento. Mientras tanto, los gobiernos parecen querer apoyarse en el factor expectativas (en este caso la fe y la esperanza) para darle un empujón al consumo y alentar la demanda interna. Eso es algo que esta ocurriendo en España, país en el que paradójicamente, la situación es más dramática. En la última revisión de previsiones del FMI para 2010, España sigue siendo la única economía cuya salida de la recesión no se vislumbra para este año (-0,6% es el PIB estimado para este año).

De ahí que las recetas o el sentido común al que apelaba Finn E. Kydland, premio Nobel de Economía 2004, durante una conferencia organizada por la Fundación Rafael Del Pino el pasado miércoles, resultan especialmente relevantes. Kydland para empezar reconoce que “existen incentivos para que los gobiernos se porten inconsistentemente en el tiempo”. Y eso es algo que hay que replantearse.

Las políticas de corto plazo, aquellas diseñadas para “salvar” situaciones coyunturales son una prueba de esta inconsistencia. La falta de visión y de políticas creíbles no sólo elevan los niveles de incertidumbre (lo que afecta al factor expectativas) sino que resultan, a la larga, pasando factura a las economías. Y como bien dice Kydlan, “ya hay suficiente incertidumbre en el mundo y no hace falta que los gobiernos generen más”.

Y aquí quería llegar. En el caso español, no queda claro ni se percibe ningún tipo de política económica orientada a mejorar las condiciones económicas a largo plazo. Los proyectos de gasto siguen generando dudas respecto a su viabilidad y retorno. La única medida concreta, visible y que sentiremos todos es la subida de impuestos (IVA) que empezará a regir a partir de julio. De lo demás nadie sabe/nadie responde.

¿Qué hacer? las recomendaciones de Kydlan toman en ese sentido especial relevancia. No las ha hecho para España obviamente y tampoco se trata de recetas mágicas, son medidas de sentido común que sirven para todos y que por lo menos dan una idea (de esas que son escasas) respecto al camino que se tiene que seguir. Sí, incluyen a la tecnología como un factor importante en la actividad económica. “La actividad innovadora, el cambio tecnológico impulsará el crecimiento de la producción“, dice Kydlan para luego agregar que es importante que los gobiernos escuchen a los especialistas económicos; que se aseguren de que la iniciativa privada sea fuerte y tome cuerpo; que los recursos se destinan a los agentes económicos que los puedan aprovechar de manera más productiva… Y todo eso se logra -afirma-, habitualmente, sin la intervención de los gobiernos.

Las empresas y los emprendedores tienen la suficiente fuerza económica: “Si los gobiernos dejan que las empresas continúen innovando; si aseguran las condiciones de crédito e infraestructuras para que ese proceso de innovación se mantenga, entonces la economía se recuperará y será más fuerte a largo plazo”, concluye. Ahí es hacia donde debe mirar el gobierno español si quiere rectificar y dar señales de que va en la dirección correcta.

Pin It

6 thoughts on “La crisis y algunas recetas para hacer bien las cosas

  1. David VicenteNo Gravatar 12 abril, 2010 at 9:52 -

    A todo lo dicho yo añadiría un problema supranacional, por llamarlo de alguna manera. Los países líderes se han fortalecido en su posición con respecto a una clase media que les pide ayuda, pongamos como ejemplo el caso de Grecia pidiendo ayuda a Alemania, sirva como muestra esta foto de @lainformacion http://bit.ly/bk1Nz6

  2. Lo peor de la crisis en España todavía no ha llegado,la gente está anestesiada cobrando el paro y subsidios, etc… Como todavía siguen ingresando algo de dinero, siguen viviendo, y encima sin trabajar.

    No estoy de acuerdo que con la innovación se arreglan las cosas, primero hay que poner los cimientos para arreglar las cosas, y es simplemente control del gasto, cosa que este gobierno no quiere hacer, al contrario lo sigue aumentando en desmedida e hipotecando gobiernos futuros y generaciones futuras, le da igual, tiene a la gran masa viendo “sálvame deluexe” y otras cosas y ocultando la realidad.

    Grecia no es nada, con lo que ya tiene y más que le viene a España.

    O hay control estricto del gasto y que las familias y empresas dipongan de más dinero para activar el consumo o no hay nada que hacer. El problema es que todas las medidas son contrarias. Otro ejemplo la subida del IVA, que implica que disminuirá el consumo, aumentará los impagos, aumentará la morosidad, y la segunda crisis financiera nos explotará en la narices.

    Seguimos cavando para hacer agujero más grande, y lo peor de todo es que a nosotros no nos rescataran, porque estamos demostrando con creces que no somos fiables.

  3. Muchas gracias Epheso, por tu comentario. Coincido contigo en que fiables no somos. No estamos haciendo bien las cosas. Ahora, si bien se necesitan fuertes cimientos para reestablecer la actividad económica, por algo hay que empezar. No he dicho que la tecnología sea la solución, pero hay que reconocer que se ha convertido en uno de los sectores con mayor movimiento y futuro. Por eso, ante la ceguera en la que nos encontramos sobre cómo hacer que los pocos recursos sean rentables, hay sectores en los que los movimientos y el ritmo de actividad es cada vez mayor y es hacia ahí dónde debemos generar incentivos. En todo caso, lo que está claro es que el gobierno de España debe, además de controlar el gasto, “aprender” a gestionarlo eficientemente sino quiere que España permanezca a la cola de la recuperación europea durante mucho tiempo.

  4. ¿sectores que aumentan el ritmo de actividad? lo dudo, salvo aquellos como los coches que les afecta mucho la subida del IVA y la gente que podía y tenía pensado comprar un coche lo hace ahora.

    El único índice fiable que existe para ver como evoluciona la crisis (suele ser el primer indicador que avisa que se entra en crisis o se empieza a salir) es el índice de producción industrial y creo que sigue siendo negativo. ¿Brotes verdes? debe ser daltónico él que los vea.

    Ya era negativo cuando se produjo el famoso debate Solbes – Pizarro por lo que se sabía que ya habíamos entrado en crisis.

    Para qué pensar en la gestión del mañana, si no saben/quieren gestionar bien el presente. La situación está llegando a un punto, que la gente piensa “hoy he podido comer, mañana aún no lo sé”

  5. Coincido en que el nuevo modelo económico de España debe basarse, entre otras cosas, en el capital físico: i+d+i e infraestructuras, y serán positivas para cambiar el modelo económico actual basado en el ladrillo, que tiene los efectos negativos principalmente en términos de desempleo que se están observando en épocas de crisis, pero sin olvidar el capital humano, mejorar la educación es clave. Pero estas medidas que tendrían efecto a largo plazo y en las cuales los gobiernos no invierten ya que las legislaturas duran solo 4 años y no se ven los frutos.

    Las medidas más urgentes a corto plazo pasan por esa reforma laboral que urge de forma inmediata, y que cuesta llevar a cabo por la dificultad de llegar a un consenso con patronal y sindicatos, y el elevado coste electoral que supondría no llegar a estos acuerdos. Es necesario flexibilizar el mercado laboral para favorecer la contratación, la movilidad, y minimizar los despidos en épocas de crisis, el modelo austriaco que ha propuesto hoy mismo el gobierno es una buena solución. También hay que revisar las políticas de desempleo para incentivar a la búsqueda, reformar el sistema de pensiones, el sistema financiero,etc., y por supuesto contener el gasto público. La subida del IVA es necesaria porque la situación de España ya no permite plantearse si se continúa o no aumentando el gasto para impulsar el consumo, ya que el deficit y la deuda pública pueden subir hasta niveles insostenibles que tendrían efectos catastróficos sobre el sistema financiero y por tanto crecimiento económico a medio plazo, penalizando el crédito a las empresas por la subida de tipos de interés derivadas de la financiación de la propia deuda. El objetivo final debe ser aumentar la productividad y la competitividad para tener un crecimiento estable y sostenido sobre una buena estructura económica, y para ello hay que ir paso a paso.

  6. David y Epheso mil gracias nuevamente por sus comentarios. David, es una agenda de trabajo amplia la que propones y, creíble, que es lo que no se entiende (y aquí debo reconocer que no sólo existe ceguera en el gobierno). Necesitamos políticas creíbles y sostenibles en el tiempo. El tema de la subida de impuestos se justificaría si existiera realmente un plan coherente…y ahi radica el problema. La sensación y el hecho concreto es que no vamos en la dirección correcta (ahí coincido con Epheso). Hay dos frases que no menciono en el post pero que grafican claramente lo que acabo de decir y que dijo Kidland durante su exposición:

    * “Lo que se hace a corto plazo puede ser doloroso, pero muy necesario para el crecimiento económico a largo plazo”

    * “Las políticas económicas comunes de la Unión Europea no serán muy útiles si no se orientan a largo plazo” (y mira que hablaba del conjunto de Europa, ¿qué podemos pensar en el caso español?)

    Gracias nuevamente por tu comentario…
    Mariela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>